lunes, 9 de junio de 2014

Los trompicones de Folgueral



Vivimos un tiempo tan acelerado, con tantas noticias y ocurrencias, que entre las realidades del directo y las ficciones de lo virtual estamos a un paso –si no ya– de convertirnos en máquinas incapaces de analizar y digerir cualquier información, y nos quedamos en el ‘copy paste’ que antes era dime y direte de barra de bar y ahora ha evolucionado a las redes sociales. Para más inri, cada vez que pasa algo nos martillean con que estamos ante un acontecimiento histórico, es un momento histórico, se trata de una decisión histórica… pese a que todo lo que pasa se resume en que al fin y al cabo no pasa nada. 

Un repaso a la prensa de la última semana puede servir para ilustrarlo. Si no la han visto, ahórrenselo, derrochen imaginación, no se corten y aún dejándose llevar se quedarán cortos. Todo cambia para que todo siga igual, ya lo dice la reina quitando énfasis a lo de la abdicación. De momento, el asunto de la semana está siendo que al rey hay que aforarlo como sea para cuando sea ex rey, y la que viene será tema tan exquisito como qué vestido llevará Letizia o si a las infantas les harán trenzas o un recogido.

Entre tanto, los comisarios de la autocensura operan para que una periodista tenga que retirar de un artículo la expresión “amiga íntima del rey” al referirse a la que todo el mundo sabe lo que era, o para que El Jueves retire de su portada una caricatura del traspaso de una corona cual marrón, maloliente y llena de moscas. Previsible el paripé del PSOE, que como si tuviera pocos revoltijos se crea el enésimo, porque lo mismo habla y aprueba programas hablando de república federal, que pacta un apoyo tácito a la continuidad de la monarquía.

Y por aquí, la perla de la semana –además de la emboscada de Óscar López para su supervivencia– la deja Samuel Folgueral. Dice a quien cuestiona si es competitivo como candidato, que él es bicampeón de Castilla y León de rallys. Pues para serlo, en 2011 su contrincante le pegó una pasada de 5.000 votos (y eso que le adelantó por la derecha). Pero es de esperar que al alcalde le vaya mejor en el ciclismo, porque para dársele tan bien el acelerador lleva a trompicones esos patrocinadores del Mundial de Ciclismo que no terminan de llegar. A ver si cambia de marcha, porque el agujero estratosférico que decía dejó su antecesor va a pasar como mínimo a la mesosfera, donde se acaban de desintegrar los meteoritos y se ven los meteoros, estrellas fugaces de ida y vuelta, que se van como vienen, desintegradas, ilusiones ópticas…

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
;